AMLO Presidente

Este sitio se ha creado principalmente para la gente de Nuevo León con el propósito de difundir y apoyar a AMLO rumbo a la presidencia de México. Todos son bienvenidos. Si además quieres información acerca de cómo puedes ayudar en la campaña o quieres simplemente comunicarte con la Redacción escribe a: votaxamlo@hotmail.com

domingo, febrero 11, 2007

SOMOSUNO RADIO

Desaparecido por un largo tiempo pero por una buena causa. Este blog se cerrará permanentemente pero continuamos en:

www.somosunoradio.org

Corran la voz y escúchenos en VIVO de lunes a viernes.

Por allá estaremos en contacto.

lunes, agosto 07, 2006

La coalición irá ''bajo protesta'' al recuento

La Jornada
7 de agosto de 2006

ENRIQUE MENDEZ Y ANDREA BECERRIL

La coalición Por el Bien de Todos acudirá "bajo protesta" al recuento parcial de votos ordenado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), porque no legitimarán los resultados de ese ejercicio producto de una interpretación "reduccionista, restrictiva" de los magistrados, que no tomó en cuenta la demanda de millones de ciudadanos para transparentar la elección, afirmó Ricardo Monreal Avila.

Tanto él como Arturo Núñez consideraron que aun cuando el tribunal canceló jurídicamente la posibilidad del recuento total, se puede encontrar una salida legal que permita ampliar la revisión de paquetes electorales, sobre todo porque los magistrados no tomaron en cuenta 72 mil casillas que fueron presentadas por la coalición como pruebas supervenientes, en las que hay errores e inconsistencias.

A pesar de ello, tanto PRD, PT como Convergencia se preparan para participar en el recuento ordenado por el tribunal. Con ese fin, se conformó un grupo encabezado por Claudia Sheinbaum y el secretario general perredista, José Luis Acosta Naranjo, que tiene como finalidad coordinar el trabajo en los estados donde se abrirán los 11 mil 839 paquetes electorales.

Ambos coordinarán a los representantes distritales de la coalición y a un grupo de dirigentes, entre los que están Pablo Gómez, quien tendrá a su cargo el estado de México; Erik Villanueva Mukul, que estará en Yucatán, y Miguel Barbosa, responsable de Chiapas. Paralelamente, Horacio Duarte Olivares, representante de la coalición ante el Instituto Federal Electoral (IFE), prepara un manual con toda la información que requerirán los representantes asignados a las juntas distritales donde se realizará el recuento parcial.

En entrevista, Monreal Avila, coordinador de las redes ciudadanas, insistió en que el TEPJF durante los últimos diez años impartió justicia, pero en la resolución del sábado "optó por el camino más fácil, seguramente por la presión de actores externos", ya que su fallo se basó exclusivamente en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), en lugar de interpretar la Constitución.

El ex gobernador de Zacatecas sostuvo que los magistrados pueden ampliar la revisión de casillas, petición que se formalizará más adelante como parte de un recurso no contemplado en la ley, pero que debe agotarse. Afirmó que, en cuanto termine el recuento parcial -que iniciará el próximo miércoles- el tribunal electoral puede revisar la petición de apertura de 72 mil paquetes electorales, que la coalición aportó como pruebas después de su juicio de inconformidad.

"Ellos no deben cerrar la posibilidad de analizar un universo mayor, porque están cerrándole la puerta de la legalidad a esta expresión mayoritaria del pueblo de México, y puede ser muy conflictivo en el futuro que continúen este tipo de fallos que se hicieron de manera reduccionista, restrictiva y sin la interpretación constitucional que debió corresponder a este alto tribunal."

Monreal consideró que esa postura de los magistrados fue tan básica, que cualquier juez de primera instancia del municipio más remoto habría decidido por una interpretación basada en los textos constitucionales.

Interrogado sobre la posibilidad de que ese conteo recupere votos para Andrés Manuel López Obrador, respondió que no adelantará nada y si bien algunos consideran que el fallo fue positivo, para la coalición no es así, porque su demanda sigue siendo el recuento total de los sufragios, y no descartó que el IFE, con la apertura indiscriminada de paquetes, haya alterado los resultados en las casillas a revisar.

"Por eso es que vamos bajo protesta: no vamos a legitimar nada que resulte de este recuento", sostuvo.

En entrevista aparte, el senador electo Arturo Núñez Jiménez dijo que aun cuando el tribunal cerró jurídicamente la posibilidad del recuento voto por voto en las más de 130 mil casillas, "lo único que no se puede es ir al hipódromo sin dinero". Resaltó que el incidente resuelto un día antes por los magistrados, se limitó a la causal en torno al error aritmético o dolo en el escrutinio y cómputo de las casillas, pero falta por desahogar las demás causales de nulidad establecidas en la ley. Falta ver, agregó, dónde hubo sustitución indebida de funcionarios, cambio irregular de domicilio de las mesas de votación, rechazo de representantes de partidos y lugares donde se permitió votar a los ciudadanos.

"Por tanto, si bien lo que hicieron el sábado abona en la idea de que los magistrados no están dispuestos a ir a un recuento nacional total, tampoco descarto la posibilidad de que amplíen el recuento parcial y valoren toda la causal abstracta en la parte de la calificación de la elección. No para resolver el juicio de inconformidad, sino para declarar que no hay presidente electo.''

''Ni recuento parcial ni diezmo de democracia'', dice López Obrador

La Jornada
7 de agosto de 2006

ENRIQUE MENDEZ Y ANDREA BECERRIL

Andrés Manuel López Obrador trasladará por hoy la asamblea permanente a la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde se pedirá a los magistrados que rectifiquen su decisión y acepten abrir todos los paquetes electorales para contar voto por voto.

''No aceptamos el recuento parcial, no queremos un diezmo de democracia, queremos democracia al ciento por ciento'', advirtió el candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos en el Zócalo capitalino, lleno de nueva cuenta no sólo por quienes mantienen el megaplantón desde hace ocho días, sino también por más ciudadanos que se acercaron a escuchar y respaldar las nuevas acciones de resistencia civil pacífica.

Al mediodía de ayer, luego de un rápido recorrido alrededor de la Plaza de la Constitución, López Obrador definió una lucha de largo alcance, por lo que se administrarán las acciones de resistencia; ofreció nuevamente disculpas porque, si bien la ciudadanía ha sido afectada por el bloqueo de calles y avenidas, ''no podemos quedarnos cruzados de brazos ante este atropello a la voluntad'' de los electores.

''No nos vamos a rendir''

Para acallar versiones de fisuras entre los partidos que conforman la coalición, ayer los dirigentes del Partido del Trabajo (PT), Convergencia y el secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alberto Anaya, Dante Delgado y Guadalupe Acosta Naranjo, respectivamente, refrendaron el apoyo a la lucha de López Obrador y anunciaron que organizarán en todo el país actos de protesta frente al presidente Vicente Fox, al que seguirán en sus actividades públicas.

En su discurso, López Obrador pidió que el gobierno, el Partido Acción Nacional (PAN) y sus aliados no apuesten más al retroceso, ya que siguen presionando a los medios de comunicación ''para que se inclinen por la causa de la derecha'' y ''legitimen'' el fraude electoral, como hicieron en 1988 para dar validez a la elección de Carlos Salinas de Gortari.

El candidato presidencial advirtió a sus adversarios que se equivocan si piensan que el movimiento encabezado por él se desgastará. ''No nos vamos a rendir, no vamos a hacer a un lado nuestras convicciones'', sostuvo.

En un ambiente de expectación por la postura que asumirían López Obrador y la dirigencia de la coalición ante el anuncio del tribunal electoral de rechazar el recuento general de los sufragios, el tabasqueño inició la asamblea hora y media después de lo programado debido a los últimos ajustes a la estrategia y no anunció medidas radicales.

Sólo confirmó que el plantón del Zócalo hasta Reforma y Periférico se mantendrá indefinidamente y que hoy, a las siete de la noche, la asamblea permanente no se llevará a cabo en la Plaza de la Constitución, sino sesionará frente a la sede del TEPJF, situado en la colonia CTM-Culhuacán, al suroriente de la ciudad.

Aclaró que no será necesario reforzar las medidas de seguridad en torno al tribunal, ''ya que vamos a manifestarnos de manera pacífica. De una vez les digo a nuestros adversarios que no hacen falta la prepotencia, la fantochería ni la arrogancia de colocar militares''.

Antes de su arribo al templete, sus simpatizantes exigían medidas radicales y contundentes, como tomar Palacio Nacional, las dos cámaras del Congreso de la Unión y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La actriz Jesusa Rodríguez, quien ha llevado la organización de las actividades culturales y políticas de la asamblea, amainó los reclamos: ''¿Ya se pusieron a reflexionar? Podemos subirnos como hombres y mujeres araña a la Catedral, ¿pero qué implica todo eso?''

Después, López Obrador calmó los ánimos al dejar en claro que seguirán por la vía de la movilización y las acciones colectivas, pero dosificándolas.

''Esta semana vamos a llevar a cabo acciones de resistencia, pero también vamos a ir administrando toda nuestra fuerza, porque nos vamos a preparar para una lucha que posiblemente nos llevará más tiempo, pero que sin duda no será en vano.''

Sobre las críticas -inclusive de intelectuales afines a la demanda del recuento voto por voto- por el cierre de calles, el tabasqueño ofreció nuevamente disculpas a los afectados, pero recalcó que sus adversarios no le han dejado otra opción que la lucha civil pacífica.

''Si nos hubiéramos quedado nada más con las grandes movilizaciones, yo les aseguro que no hubiésemos podido impedir absolutamente nada'', declaró.

Amplió su explicación de por qué el bloqueo en Madero, avenida Juárez y Paseo de la Reforma: ''A quienes de buena fe se preocupan por el clima de linchamiento en los medios de comunicación y el desgaste que sufrimos al tomar estas medidas, queremos fraternalmente decirles que actuamos de esa manera porque sabemos muy bien, no estamos alucinando, lo sabemos, que nuestros adversarios tienen la abierta intención de imponer al candidato de la derecha a cualquier costo''.

Esto es, dijo, si no se optaba por una movilización y se adoptaban acciones firmes, el fraude se consumaría. ''Ante este escenario analizamos todas las posibilidades legales y políticas y consideramos que, por el bien de la República, lo que estamos haciendo es lo correcto, es lo necesario y lo único que creemos puede impedir que se cancele la vía democrática.''

Aprovechó para recordar que el bloqueo es en calles que llevan el nombre de personajes y de hechos que, en su tiempo, fueron considerados subversivos y rebeldes. A Madero, dijo, lo encarcelaron y condenaron; Juárez debió resistir la embestida de los conservadores, y planteó que el Paseo de la Reforma ''no es el que soñó la emperatriz Carlota o el que llenaba de orgullo a Porfirio Díaz y la vieja aristrocracia de esa época, sino el de los liberales y de todos los mexicanos''.

Por primera vez desde el inicio de la resistencia, la gobernadora de Zacatecas, Amalia García, participó públicamente, estuvo en el templete y aun así se escuchó un coro de inconformidad: ''¡Amalia empató, qué fue lo que pasó!''

A su vez, López Obrador dedicó un amplio espacio en su discurso para denunciar la férrea campaña de desprestigio en su contra, como hace mucho tiempo -dijo- no se veía en el país, impulsada por los poderosos que alimentan el clasismo, el racismo y la intolerancia. ''Hablan de la chusma, de los nacos, como si hubiera seres humanos de sangre azul o mexicanos de primera o de segunda. Han hecho, aunque hipócritamente lo oculten, del color de la piel y del desprecio por los pobres y los de abajo su causa mayor.''

Por eso, agregó, ''han asumido una actitud irracional ante nuestra demanda tan justa, tan sencilla de que se cuenten los votos'', y en vez de ofrecer una salida legal y legítima al conflicto ''apuestan a aplastarnos con el uso de todo el poder del Estado y con la propaganda facciosa de los medios de comunicación'', a los que presionan -denunció- para que legitimen el fraude.

Al final agradeció el apoyo de los miles de ciudadanos que desde el domingo 30 de julio se han quedado a vivir en el Zócalo, Madero, Juárez y Reforma pese a la lluvia, el frío y los inconvenientes de estar a la intemperie.

''Les comparto un sentimiento interno: me siento muy fortalecido por el apoyo de todos ustedes. Les digo, sinceramente, que aunque me quedara solo, pero tuviese la convicción de que estoy luchando por una causa justa, lo haría con tozudez defendiendo mi manera de pensar.

Imagínense cómo me siento, si además tengo el apoyo de ustedes! Y como decía Ponciano Arriaga: 'mientras más me golpean, más digno me siento'.''

La multitud le refrendó su respaldo: ''¡No estás solo, no estás solo!''

Palabras de la escritora Elena Poniatowska, el actor Jorge Arvizu, y los dirigentes de Convergencia, PT y PRD, Dante Delgado, Alberto Anaya y José Gua

7 de agosto de 2006
www.lopezobrador.org.mx


ELENA PONIATOWSKA, ESCRITORA

¡No al fraude! ¡Voto por voto, casilla por casilla! López Obrador presidente, es nuestro presidente. Estamos aquí en la plaza nuestra, esta plaza es nuestra y es probablemente la plaza más bella del mundo, la amamos y nosotros mismos la embellecemos con nuestra presencia.

Yo los felicito a todos ustedes porque son muy valientes, son como el sol, que no ha salido en estos días, el sol de México está aquí abajo, entre todos ustedes.

JORGE ARVIZU “EL TATA”, ACTOR

Buenas tardes. Aquí hay una cuestión muy importante: estos señores del Tribunal Federal Electoral no fueron a la escuela, no pasaron por la escuela, no pasaron las clases de matemáticas.

Esos señores, si hicieran una revisión en un banco, si fueran a hacer una arqueo pues les iban a decir nada más vamos a contar hasta 25 mil y ya lo damos como por los 15 millones, ¿qué les parece? ¿Está bien que eso suceda?

Entonces, hay que volverles a exigir a los del Tribunal Federal Electoral que no estamos conformes, que se cuenten voto por voto, casilla por casilla.

Antenoche en Telefórmula, algunos de ustedes han de ver a Pepe Cárdenas, por favor, sólo dije Pepe Cárdenas, ¿por qué se enojan? Bueno, Pepe Cárdenas estaba hablando con el señor Joel Ortega, jefe de seguridad del Departamento del Distrito Federal y lo estaba inquiriendo acerca del plantón y Pepe cárdenas le insistía diciéndole “pero es que eso es un chantaje, es una presión que le hacen al Tribunal Federal Electoral, eso no está bien” y quería hacer caer en una trampa de contradicciones a Joel Ortega.

Pero Joel Ortega afortunadamente es un buen ciudadano primeramente y una persona muy inteligente y que está a favor, no de nosotros, precisamente, está a favor del orden, está a favor de la libertad y le decía a Pepe Cárdenas, él a veces saca ahí en su programa una carta donde dice, bueno, libertad de expresión, aquí hay un señor que me dice de mi mamá, yo también le mando recuerdos a la suya, dice, pero aquí no es una carta, aquí nada más con pronunciar su nombre la gente le manda un recado: Pepe Cárdenas...

Bueno, pues entonces trataba de entrampar a Joel Ortega y Joel Ortega finalmente le contesta y le dice “mira Pepe, tú tienes mucha experiencia porque tienes muchos años de ver las cosas políticas que pasan en el país, y una marcha y un plantón, por muy grande que sea, no llega a presionar tanto —le dijo Joel Ortega— como un telefonema que le hagan al Tribunal. Tal vez el telefonema quién se lo iría a hacer, ¿Salma Hayek? O Niurka.

¿Quiénes se lo irían a hacer ese telefonema? ¿El Quién? Es que no les entiendo si no lo dicen parejo. Un solo telefonema, le dijo, pesa más y tal vez se hizo ese telefonema.

Por lo tanto, esto no acaba aquí, porque ahora va a empezar más larga la marcha y el plantón va a ser movilizado, nos vamos a juntar en tal fecha que ya les diremos, vamos a venir desde Dolores Hidalgo, Guanajuato, hasta México, vamos a hacer una marcha desde Dolores Hidalgo, Guanajuato.

¡Viva México!

DANTE DELGADO, DIRIGENTE DE CONVERGENCIA

Compañeras y compañeros del campamento del Zócalo y de los campamentos que se han establecido en la capital de la República.

Convergencia ratifica su compromiso de participación en la Coalición Por el Bien de Todos y su respaldo total a Andrés Manuel López Obrador.

El día de ayer nuestro candidato ratificó, como todos nosotros, la demanda social de voto por voto y casilla por casilla.

Convergencia mantendrá su participación activa en la resistencia civil pacífica que deberá manifestarse de diversas formas a lo largo y ancho del país.

Los convoco a defender la transparencia electoral y el triunfo de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de la República.

¿Están de acuerdo en intensificar las acciones de resistencia civil pacífica?

Defendamos nuestro triunfo electoral para evitar un gobierno espurio que actúe como empleado de los grupos de interés que han atacado a nuestro movimiento y a nuestro candidato presidencial.

Hemos vivido antes, durante y después de la jornada electoral, una elección de estado con un manejo de recursos públicos descarado para apoyar al candidato oficial del Presidente Fox.

Al Presidente Fox debemos recodar todos los días, en donde se encuentre, que traicionó a la democracia y dividió al país, cancelando la posibilidad de gobernabilidad democrática y armonía social.

Con energía y determinación, digamos: ya basta a la simulación de una política social que da aspirinas a un pueblo enfermo de hambre y de justicia.

Con energía y determinación estemos de pie, en pie de de lucha por la democracia.

Les pregunto: ¿están dispuestos a luchar por la certeza y transparencia electoral y por López Obrador, que encabeza nuestro movimiento?

No se oye… más fuerte.

El momento histórico que vivimos permitirá la construcción de mejores condiciones de vida para nuestros hijos, pero nos exige actuar ahora levantando el puño con voluntad y determinación.

¿Están dispuestos a hacerlo? No se oye... más fuerte.

López Obrador nos ha dicho que tenemos mucho pueblo. Por ello, el pueblo ha demostrado y seguirá demostrando su respaldo a la lucha democrática del pueblo de México. ¿Están de acuerdo? Más fuerte.

¡Viva la unidad de la Coalición por el Bien de Todos!

¡Viva Andrés Manuel López Obrador!

¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

GUADALUPE ACOSTA NARANJO, SECRETARIO GENERAL DEL PRD

Compañeras, compañeros:

El día de hoy cumplimos una semana de haber llegado a este Zócalo de la Ciudad de México a exigir democracia, justicia, con una sola consigna, que se contara voto por voto y casilla por casilla.

Llegamos aquí y hay quien dice que no nos entiende. Dicen que venimos a causar molestias a esta gran ciudad. Nada más falso. Es cierto que hemos causado algunas molestias a los vehículos, a los autos y hay a quienes les preocupan más los carros que la gente, hay quienes están interesados más en los problemas viales que en los problemas de la democracia, de la justicia, de la certeza, de la equidad que requieren los mexicanos.

Se les olvida, a esa gente que privilegia el derecho de los automóviles, que los que estamos aquí, que somos seres humanos, que la gente que llegó el domingo no tenía cobija ni dónde dormir y que aquí está esa gente, peleando por el voto por voto y casilla por casilla, haciendo un gran sacrificio.

Primero la gente, primero el pueblo, primero la democracia, primero la paz en México.

Estamos aquí porque tenemos razones. En toda la jornada hubo iniquidad, de principio a fin, gastaron dinero, intervinieron los empresarios, corrompieron al Instituto Federal Electoral y nosotros, sin olvidar todo eso, solamente pedimos una cosa simple, sencilla: que si es cierto que el PAN, como dice que ganó y que si es cierto que el IFE hizo una elección ejemplar, rechinando de limpia, ¿cuál era el problema, cuál es el problema de que se abran las casillas y que se cuenten los votos?

Por eso estamos aquí, porque tenemos razones, pero también porque tenemos causa y nuestra causa es noble, es justa, es buena, queremos democracia para el país y democracia para que haya justicia social, queremos que se acabe la desigualdad, queremos que para el que menos tiene se le ponga mayor atención en esta nación, queremos que haya justicia e igualdad en México, tenemos motivos, tenemos causa, no nos vamos a retirar del Zócalo hasta que haya cumplimiento de la democracia en México.

El Partido de la Revolución Democrática, la Coalición Por el Bien de Todos, ha ratificado algo que les duele enormemente a los de atrás: hay unidad en este movimiento, no nos vamos a vender, ni nos van a comprar, porque la dignidad del pueblo no se cambia por monedas ni por puestos.

Yo quisiera proponerle a esta asamblea, de manera respetuosa, con el cuidado que se debe y se merece, pero que a partir de hoy, de manera organizada, donde se presente el Presidente de la República, bueno, qué va a ser Presidente, el encargado del Ejecutivo de este país, le podamos salir, de manera pacífica y enérgica, con cartulinas, con mantas, con cuidado pero con una consigna firme: queremos voto por voto, casilla por casilla.

Que sepan, que estén enterados: esto apenas comienza. Quienes pensaron que el Tribunal tenía palabras mágicas y que a partir de que el Tribunal resolviera la gente iba a decir, bueno, ya me voy para mi casa porque ya dijo el Tribunal, están muy equivocados. No nos conocen, vamos a engrandecer este movimiento, vamos a ser todavía más grandes y más fuertes y vamos a ganar las democracia para este país.

¡Que viva la Coalición por el Bien de Todos!

¡Que viva Andrés Manuel López Obrador!

¡Que viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

ALBERTO ANAYA, DIRIGENTE DEL PT

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, pésele a quien le pese, Presidente Electo de la República Mexicana.

Estamos viviendo momentos históricos en el país. Se afirma que la Coalición Por el Bien de Todos y Andrés Manuel López Obrador están atentando contra la paz social de este país.

¡Mentira! Quienes atentan contra la paz social de este país son los que se quieren robar esta elección. Quienes atentan contra la paz social de este país son los consejeros del Instituto Federal Electoral que quieren hacerse cómplices del fraude.

Lo que atenta contra la paz social de este país es que haya una negativa para contar voto por voto y casilla por casilla.

Se tiene que entender, la gente del poder tiene que entender que la Coalición Por el Bien de Todos, integrada por el PRD, PT y Convergencia, hoy más que nunca se encuentran unidos en favor de la causa de que se limpie la elección y que se pueda contar voto por voto y casilla por casilla.

El Partido del Trabajo tomó una decisión histórica: que vamos a continuar esta lucha hasta lograr que Andrés Manuel López Obrador sea Presidente de la República hasta sus últimas consecuencias.

Están equivocados si piensan que nos vamos a cansar. Están equivocados si piensan que en unas semanas el pueblo mexicano va a dejar de lado este fraude que llena de oprobio y de vergüenza a la Nación.

De manera respetuosa, desde esta tribuna, solicitamos a los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que rectifique su resolución, que ellos tienen la gran responsabilidad de contribuir para que en este país se cumpla la regla de oro de todo sistema democrático, que se cuente voto por voto y casilla por casilla

Reiterar que como una forma de resistencia civil, la Coalición por el Bien de Todos aprobó que a cualquier parte que vaya el Presidente de la República haremos jornadas de protestas para demandar que se limpie la elección y pueda efectivamente darse certeza y transparencia, a efecto de que se reconozca que Andrés Manuel López Obrador es el próximo Presidente de la República.

No nos vamos a dejar, no nos vamos a rajar. Anunciamos que es decisión continuar e intensificar en todo el país las jornadas de resistencia civil para demandar que la elección se limpie y para que se cuente voto por voto y casilla por casilla.

¡Viva Andrés Manuel López Obrador, Presidente de todos los mexicanos!

¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

sábado, agosto 05, 2006

Resistencia

La Jornada
5 de agosto de 2006

Luis Villoro

El 30 de julio: una marcha por todo Paseo de la Reforma. Solidaridad. Sentimiento co- lectivo de esperanza, en la confianza de estar en lo justo.

Recuerdo hace mucho otra marcha semejante. Era la manifestación de la sociedad civil para protestar por la represión del movimiento estudiantil de 1968. Hace ya cerca de 40 años. Desde entonces no recuerdo un movimiento civil semejante. La marcha se detiene ahora varias veces en su recorrido. No puede pasar fácilmente. Todos se apretujan para acercarse al Zócalo. Se llena todo Paseo de la Reforma. Más de un millón de personas de todas las edades y condiciones. Todos movidos por una misma decisión, por una misma confianza. La marcha era signo de lo que puede llegar a ser un movimiento general de resistencia. Era la presencia de la sociedad civil en resistencia.

Un movimiento de resistencia puede ser del todo diferente a un movimiento revolucionario. En efecto, una revolución se efectúa en una ruptura violenta; un movimiento de resistencia, como el que empezó a manifestarse en la marcha, rehúsa la violencia. Otra diferencia: muchos movimientos revolucionarios se expresaron con ideologías conceptuales precisas (por ejemplo, el marxismo). Un movimiento de resistencia civil no violento, en cambio, no se expresa en una ideología, sino en una actitud colectiva de rechazo ante una injusticia sufrida, que podría expresarse en varias concepciones. Esta actitud está más allá de una ideología política específica o de alguna adhesión religiosa; se manifiesta en una actitud de rechazo común ante una injusticia sufrida. Y ese movimiento, si logra fuerza, puede ser el impulso que conduzca a una transformación radical de la sociedad.

No sólo en México, en otros países ha habido ejemplos paradigmáticos de movimientos de resistencia civil que transformaron una sociedad. Así, la lucha de Gandhi frente a la violencia (ahimsa), que logró el fin del dominio británico en la India. O el movimiento encabezado por Nelson Mandela en Sudáfrica contra el salvaje apartheid, que condujo a una nueva democracia multirracial. O aun la lucha por los derechos civiles encabezada, entre otros, por Martin Luther King, en Estados Unidos. Inclusive, por fin, la llamada "revolución de terciopelo", en la antigua Checoslovaquia y en Polonia, que terminó con los regímenes dictatoriales soviéticos.

Todos esos movimientos empezaron con una resistencia civil que condujo al afianzamiento de una democracia que, en su inicio, había sido objeto de una injusticia. También en nuestro país una chispa la incendió. Fue el desafuero injustificado del jefe del gobierno capitalino; luego la sospecha de un fraude electoral masivo. Como en los movimientos amplios en el extranjero que he recordado, es la conciencia de un acto de injusticia realizado el que puede encender un movimiento masivo de resistencia.

Pero la resistencia civil, aunque incitada por un acto de injusticia, expresa -tal vez sin enunciarlo claramente- el síntoma de una actitud permanente de sorda indignación ante un sistema que nos divide entre los privilegiados y los excluidos, entre los que pretenden tenerlo todo y los que defienden sólo su dignidad frente a una desigualdad social inadmisible. Por eso frente a la corrupción general del sistema sólo cabe la resistencia.

Ante el movimiento de resistencia civil, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sólo tiene una respuesta: contar voto por voto para limpiar la elección. Todos debemos aceptar su propuesta; es la única manera de salvar nuestra frágil democracia. Pero esa acción, necesaria, es sólo el comienzo. ¿Basta con ello? Pienso que no.

Porque el posible fraude es solamente el fondo de un pozo más profundo que se fue cavando en las largas y costosas campañas cargadas de improperios y calumnias, con la permisión de un Instituto Federal Electoral incompetente y de un Presidente parcial. El fraude tuvo una condición: sólo fue posible en un México escindido, dividido en dos, entre ricos y pobres, entre privilegiados y excluidos, que se nos quiere imponer.

Supongamos, en efecto, que frente a la posibilidad de un fraude el tribunal electoral diera la razón a la impugnación de la coalición Por el Bien de Todos. Eso podría darnos una satisfacción pasajera, que permitiría justificar moralmente la resistencia. ¿No habría, sin embargo, que continuarla? Porque después del fallo del tribunal se iniciaría un camino lento, sembrado de obstáculos, para eliminar la corrupción y aminorar la desigualdad y la injusticia existentes.

Pensemos, en cambio, que el tribunal fallara en favor de la derecha y diera, aunque por estrecho margen, el triunfo a Calderón. Sería necesaria entonces una acción colectiva permanente de la sociedad, hasta lograr la transformación del sistema que auspició, directa o indirectamente, el fraude. Abriría el camino a una resistencia esta vez organizada, pacífica sin duda, pero sin tregua. Sería una lucha ardua, pero sería necesaria.

Así, pienso que, sea cual fuere la decisión del tribunal, es indispensable tratar de abrir el camino que nos acerque a una sociedad más igualitaria. Sólo mediante la resistencia de la sociedad civil podemos lograr que no curvemos la cabeza ante la injusticia.

Incumple el IFE con principio de certeza, afirman científicos

La Jornada
5 de agosto de 2006

Un grupo de 61 investigadores y científicos de diversas disciplinas, pertenecientes a 25 instituciones del país, advirtieron que el Instituto Federal Electoral (IFE) no ha cumplido sus funciones con el principio de "certeza" incluido en el artículo 41constitucional.

En una carta dirigida a los siete magistrados que integran la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), advierten que la magnitud del conjunto de errores e inconsistencias documentados hasta ahora (en el proceso de contar votos) "rebasa la diferencia entre los dos candidatos con mayor número de votos".

Ante ello, señalan, la única manera de darle certeza a los resultados de la votación es la realización de un nuevo conteo total, tarea que puede realizarse en un tiempo estimado de dos semanas.

Por ejemplo, en el análisis de los cómputos distritales, el total de votos para presidente emitidos en cada casilla difiere del correspondiente a diputados y senadores. Estas diferencias fueron detectadas en 72 mil 997 casillas, 56.16 por ciento del total (sin incluir las especiales) e involucran 383 mil 504 y 386 mil 261 votos en el caso de los diputados y senadores, respectivamente. Estas cifras superan la diferencia entre los dos candidatos (243 mil 934 sufragios).

Los resultados en toda elección libre obedecen a determinadas leyes de la probabilidad y la estadística. Esto se ha comprobado en las democracias maduras, mientras que aquí -agregan- se encontraron anomalías en al menos 47 de los 300 distritos.

Los investigadores llegaron a esta conclusión luego de analizar y discutir cuidadosamente los resultados de 13 estudios realizados en México y uno en la universidad de Cornell, Estados Unidos, con base en datos publicados por el IFE.

Reunidos en un seminario especial de trabajo en el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, los especialistas precisan que la conclusión referida quedó sustentada por análisis basados en distintas técnicas y metodologías cuantitativas (cálculos aritméticos, análisis de correlación, diagramas de dispersión, análisis de distribución de frecuencias, comparación de bases de datos disponibles y Ley de Benford.

La misiva está firmada, entre otros, por Javier Aguillón Martínez, del Instituto de Ingeniería de la UNAM; Emiliano Calderón, Facultad de Ciencias de la UNAM; Silvia Gómez Tagle, de El Colegio de México; Manuel Fernández-Guasti, UAM; Luis Horacio Gutiérrez, UAM-Iztapalapa; Martín Ardí y Gerardo Horvilleur, consultores en sistemas, y Wolf Luis Mochán, Centro de Ciencias Físicas de la UNAM.

Académicos elaboran propuesta para recuento

La Jornada
5 de agosto de 2006

JOSE GALAN

Académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en una propuesta de cómputo alternativo del resultado de las elecciones del pasado 2 de julio, en caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidiera realizar un nuevo conteo.

Una de las opciones que están a discusión consiste en que se envíe la señal de manera paralela y real hacia algunos sistemas de cómputo paralelos al del Instituto Federal Electoral (IFE), como los de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Instituto Tecnológico Autónomo de México y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

En ese sentido, por real se entiende que de manera instantánea se pueda ver no sólo el voto acumulado, sino la información del conteo en la casilla, lo que en principio ofreció el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) pero que nunca sirvió, afirma Bolívar Huerta, fisicomatemático y profesor de la Facultad de Ciencias de la máxima casa de estudios.

Dicha propuesta comenzó a ser analizada el jueves pasado, cuando un grupo de académicos y científicos de la UNAM se reunieron en el museo Universum para evaluar la situación de las elecciones, el conflicto poselectoral y los escenarios sobre la decisión que vaya a tomar el TEPJF.

Bolívar Huerta reiteró que desde el punto de vista estadístico y matemático "no tengo ninguna duda sobre la manipulación o interferencia que se hizo al sistema de cómputo del IFE, modificándose el resultado final de la votación. Creo que sobran ya las aportaciones de muchos, cuyas conclusiones finales apuntan en la misma dirección o en una similiar. Sin embargo, considero que hay que ir más lejos todavía".

Para el académico, la clave está ahora, no obstante, "en hacer una consulta estrictamente jurídica del tema y ver a especialistas que digan si legalmente podemos plantear una demanda no sólo ante el TEPJF, sino ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, aunque digan que no sirve para nada. Propongo ver a Diego Valadés, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas. Sabe del tema y puede canalizarnos con alguien que nos asesore de manera inmediata para presentar la denuncia cuanto antes".

Apertura total de casillas, pide AMLO al tribunal

La Jornada
5 de agosto de 2006

ANDREA BECERRIL

Desde la asamblea permanente que mantiene en el Zócalo, Andrés Manuel López Obrador pidió a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) actuar con decisión y ética, con honorabilidad, con decoro, y resolver que se cuente voto por voto, porque sólo así podrán contribuir a la estabilidad política del país y la reconciliación entre los mexicanos.

"¡Nada de que sólo una pequeña parte de los paquetes electorales, queremos la apertura de todas las casillas, la solución de fondo al problema! Lo sabemos todos, porque es un asunto de sentido común, si se quiere resolver el problema, no hay que andar con indecisión ni con medias tintas", exclamó ante miles de ciudadanos que corearon con él la frase emblemática de su lucha: "¡Voto por voto, casilla por casilla!"

Llamó a sus simpatizantes a estar alertas, porque hoy a las siete de la noche decidirán la estrategia a seguir, después de conocer la resolución del TEPJF.

Por la mañana, Horacio Duarte y Ricardo Monreal, en nombre de la coalición Por el Bien de Todos, recalcaron que no están de acuerdo en la posibilidad de que el tribunal ordene un recuento parcial o una muestra aleatoria de casillas. Por la noche, López Obrador insistió en ese punto y dejó en claro que sólo el contar de nueva cuenta los sufragios en las más de 130 mil casillas del país podrá solucionar el conflicto poselectoral que vive el país.

Recordó a los magistrados que "no es exagerado decir que el destino de la vida pública de México está en sus manos". Tienen, recalcó, una responsabilidad con la nación, porque "no es poco lo que está en juego: es el respeto a la voluntad ciudadana, que es el pilar de la República".

Entre gritos de "no estás solo, no estás solo, señor presidente", López Obrador advirtió: "Nadie debe temer a que la elección se limpie y se resuelva a los ojos de México y del mundo". Insistió en que el tribunal "no debe desperdiciar esta oportunidad histórica de convertirse en la primera institución del país en nuestro tiempo que haga honor a la integridad y el decoro que deben distinguir a los hombres públicos".

Recordó una frase de Benito Juárez: "Tengo la percepción de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y no de trajes y de aparatos militares, propios para los reyes del teatro", y pidió a los magistrados actuar en consecuencia, porque "un acto honorable puede rectificar una injusticia, cambiar el rumbo del acontecer y abrir las puertas a la democracia que hoy se pretende clausurar".

Sólo la integridad de los magistrados "puede impedir que se cometa un atropello contra los derechos ciudadanos y contra la voluntad popular. La legalidad y la justicia deben caminar juntas para que sea posible la reconciliación y la paz entre los mexicanos". Reiteró el compromiso de aceptar los resultados que provengan de un recuento voto a voto, una exigencia, señaló, surgida de los propios ciudadanos, a la que se han sumado millones "de hombres y mujeres libres" que entienden que la democracia está en riesgo.

Por ello, "esperamos que los magistrados resuelvan anteponiendo los intereses de la nación y sean sensibles ante la exigencia de millones de mexicanos". En caso de declarar procedente la demanda de la coalición Por el Bien de Todos, el tribunal "despejaría las dudas sobre los resultados electorales del 2 de julio, le daría transparencia y traería tranquilidad al país, además de que le garantizaría al próximo gobierno la legitimidad indispensable, la autoridad política que se necesita para gobernar".

Desde el templete, López Obrador podía ver una enorme manta que colocaron sobre la valla metálica que circunda el área donde están su casa de campaña y las de sus colaboradores. "Estos son los responsables del destino de la nación", se inscribió en la manta que tiene las fotografías de los siete magistrados del TEPJF.

En su discurso, destacó: "No podemos aceptar que la ilegalidad, el dinero, el poder y las trampas de un grupo de privilegiados se impongan sobre el interés nacional, que se cancele el derecho a una vida mejor, que nos cancelen el derecho a la esperanza".

Sacó a relucir la frase "el pueblo tiene sed y hambre de justicia", de Justo Sierra, y pidió a los magistrados tomarla en cuenta hoy, cuando deberán asumir una decisión histórica. En los tiempos recientes "son excepcionales los casos en que los hombres encargados de impartir la justicia no se someten al poder y el dinero y actúan en función del interés general".

Hay que recordar, como uno de los pocos ejemplos de dignidad en el Poder Judicial, lo que hizo un juez en la época del general Lázaro Cárdenas, que falló en favor de los trabajadores y en contra de las empresas trasnacionales, lo que dio pie a la expropiación petrolera.

"Por ello, considero que los magistrados no pueden dejar pasar esta oportunidad histórica, la sociedad mexicana y las futuras generaciones sabrán reconocerla. Estamos convencidos de que las grandes transformaciones se dieron con la lucha de muchos hombres y mujeres, pero también por la integridad y el patriotismo de algunos hombres que han estado al frente de instituciones."

López Obrador resaltó que México es el país de la impunidad y el sometimiento, y puso como ejemplo la represión al movimiento estudiantil de 1968, las matanzas de Acteal y El Bosque, o los asesinatos de cientos de perredistas que luchaban por la democracia, así como el Fobaproa.

"No olvidemos que el Poder Judicial ha convalidado siempre los abusos de poder y la injusticia, por eso, si el TEPJF opta por un fallo justo y decide contar los votos, estaríamos ante una decisión histórica. No sólo quedaría a salvo la democracia, sino quedaría de manifiesto por primera vez que una institución está por encima de cualquier interés particular y decide en función del interés público. Eso es lo que se va a resolver mañana."

Pidió a quienes lo acompañan en la asamblea estar atentos, porque una vez que resuelva hoy el tribunal, "vamos a tomar las decisiones que correspondan". Y adelantó que no harán ninguna declaración pública "hasta que tomemos entre todos una determinación a las siete de la noche".

Este sábado "vamos a fijar una postura ante lo que resuelva el tribunal. Es el momento de defender la democracia y hacerla valer. Que los votos valgan y se cuenten bien. No es mucho pedir que haya transparencia, es apenas lo justo. Voto por voto, casilla por casilla".

Ayer por la tarde López Obrador se reunió con su equipo para definir la estrategia, pero nadie quiso hablar de lo tratado. Sólo se sabe que Duarte, Monreal y Arturo Nuñez asistirán a la sesión pública del TEPJF y después regresarán al Zócalo para definir la estrategia.

Por la mañana, Duarte y Monreal advirtieron que no estarán de acuerdo con un conteo parcial o con una muestra aleatoria. "Pensamos que el TEPJF podrá enmendar, corregir, este enorme atraco electoral que se pretende consumar, ya que tiene amplias facultades para decidir el conteo total en las 130 mil casillas. En manos del tribunal está la posibilidad de que el próximo presidente de la República goce de total legitimidad", dijo Duarte. Precisó que hoy el tribunal decidirá si hay o no un nuevo conteo de votos y las modalidades que podrían darse, toda vez que puede ser en las más de 130 mil casillas, sólo en las 50 mil impugnadas por la coalición o llevar a cabo una muestra aleatoria, en unas 5 mil casillas.

Poco antes de las ocho de la noche, cuando López Obrador bajó del templete, buena parte de los miles de ciudadanos que acudieron a escucharlo se quedaron ahí y tardaron bastante en retirarse o ir a sus respectivas casas de campaña, porque saben que las horas siguientes serán definitorias.

Monreal lo definió así: "En manos de los magistrados está evitar que los ánimos se sigan polarizando". Si el TEPJF opta por un recuento parcial, tendremos que analizarlo y en función de ello modificar o reforzar la resistencia civil y las movilizaciones".

Hoy, el debate en el TEPJF sobre demanda de recuento total de votos

La Jornada
5 de agosto de 2006

FABIOLA MARTINEZ

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) deberá determinar hoy si procede el recuento de todos los votos emitidos en la jornada electoral del 2 de julio.

En caso de rechazar la apertura de todos los paquetes a fin de proceder al conteo "voto por voto, casilla por casilla" (petición central de la coalición Por el Bien de Todos, en lo que se conoce como el "juicio líder o recurso madre"), los siete magistrados que integran la sala superior del TEPJF podrían resolver en torno a tres escenarios:

a) No abrir ningún paquete electoral (posibilidad lejana, ante el cúmulo de juicios y pruebas presentadas por las fuerzas políticas); b) abrir sólo parte de lo impugnado (de una base de 175 incidentes, correspondientes a igual número de distritos), o c) abrir paquetes en todo lo impugnado.

Otro escenario que se perfilaba anoche -sin ser confirmado oficialmente- es una tendencia entre los magistrados, de cinco contra dos, para elegir una "muestra aleatoria" de 7 por ciento de las casillas impugnadas (equivalente a poco más de 3 mil 600) y, en caso de detectarse irregularidades en la mayoría de éstas, proceder al recuento generalizado.

Fuentes judiciales señalaron que la resolución será en torno a la apertura de cerca de 11 mil paquetes, respecto al total de casillas instaladas, lo cual reduciría de poco más de 243 mil votos a 150 mil el margen de diferencia entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador.

Los anteriores son supuestos nuevos, pero no descartados, toda vez que el máximo tribunal electoral del país tiene jurisdicción para optar por salidas diversas. Por lo pronto, anoche se dijo que ya está listo el proyecto de resolución que se difundirá hoy, el cual será discutido y votado por los magistrados en sesión pública -primera con carácter resolutivo-, a iniciar en punto de las 10 de la mañana.

Lo fundamental es que, con base en la propia vía aprobada por los magistrados, si votan en favor del recuento general, el análisis respecto al resto de los juicios quedaría atrás y, en sentido inverso, si emiten una negativa al "voto por voto", esta posibilidad habrá quedado muerta en términos jurídicos.

Con la resolución de hoy no concluye el proceso para el cómputo final y las declaraciones de validez de la elección y de presidente electo, sino sólo este "juicio" (incidentes) dentro del gran juicio, es decir, lo que se establezca hoy será la vía para el análisis de fondo de todo el proceso. El TEPJF tiene hasta el 31 de agosto para resolver las impugnaciones y, para declarar presidente electo, hasta el 6 de septiembre.

Respecto a los 175 incidentes de "previo y especial pronunciamiento" (dentro de los cuales procedería la apertura total o parcial de paquetes), éstos corresponden a distritos ubicados en diversas entidades:

Jalisco y Veracruz, con 17 incidentes cada uno; Distrito Federal, 14; Michoacán, Nuevo León y estado de México, 11 en cada uno; Baja California y Chiapas, ocho cada uno; Chihuahua y Sonora, siete; San Luis Potosí, seis; Guanajuato, cinco; Zacatecas, Coahuila y Durango, cuatro en cada uno; Querétaro, Aguascalientes y Yucatán, tres cada una; Quintana Roo, Tamaulipas, Colima, Campeche y Morelos, dos en cada uno, y uno en Guerrero.

Cabe precisar que en el juicio 212 están radicados dos incidentes, uno respecto a la votación particular en el distrito 15, y otro, con base ahí mismo, en torno al "recurso madre": juicio central donde se alegan violaciones a todo el proceso de elección de Presidente de la República.

Si bien la sesión de la sala superior del TEPJF está programada para dar inicio en punto de las 10 de la mañana, se desconoce su duración; lo mismo puede desahogarse en un par de horas que en más de siete (lapso máximo histórico de este tribunal, cuando resolvió el caso de Amigos de Fox o el Pemexgate); inclusive, podría decretarse un receso para reanudar el domingo.

Desde el pasado jueves, los siete magistrados afinan detalles -en reuniones plenarias, pero de carácter estrictamente privado- respecto al proyecto de resolución que someterán a votación en la sesión pública de hoy; según fuentes consultadas, en la discusión interna se busca fijar un criterio unánime.

Trascendió que también deliberan sobre la forma, tiempo y lugar en que operaría el eventual recuento total o parcial, toda vez que ante ese supuesto tendrían que echar mano de jueces y demás integrantes del Poder Judicial, quienes fungirían como operadores y/o testigos de un nuevo conteo.

De acuerdo con abogados de las fuerzas políticas involucradas y fuentes del Poder Judicial, hay expectativa respecto al sentido del voto de cada magistrado. De un lado "progresista", siempre buscando criterios amplios de la esfera electoral, se ubican Leonel Castillo (magistrado presidente), Mauro Miguel Reyes Zapata y José Fernando Ojesto Martínez; en tanto, Eloy Fuentes y Alfonsina Berta Navarro, son considerados como "exigentes" en la aplicación estricta de la ley. A José de Jesús Orozco Henríquez se le reconoce un criterio equilibrado en torno al derecho comparado, a fin de que México aplique principios de avanzada fijados en el derecho internacional, mientras que Alejandro Luna Ramos se ha pronunciado en diversos sentidos.

El embudo

Como se ha difundido, tras los resultados de la elección del 2 de julio, la coalición Por el Bien de Todos -integrada por PRD, PT y Convergencia- interpuso 231 juicios de inconformidad de la elección para presidente, mientras que el PAN promovió 133.

El "recurso madre" es el juicio 212, de la coalición, radicado en el distrito 15 del Distrito Federal, con cabecera en Benito Juárez, con base en el cual esta fuerza política busca "la realización de un nuevo escrutinio y cómputo de la votación total recibida en las casillas instaladas para la elección de presidente de la República en los 300 distritos comiciales".

Además, el PAN funge como tercero interesado en este juicio, sólo que con el expediente 211. Ambas vías del "recurso madre" están a cargo del magistrado presidente del TEPJF, Leonel Castillo.

El 31 de julio pasado, con el voto unánime de todos sus integrantes, la sala superior dictó un acuerdo -dentro del juicio líder- para abrir un "incidente de previo y especial pronunciamiento", cuya finalidad es delimitar el análisis del tribunal.

Esto es, acumuló la petición de la coalición en 173 incidentes, de un lado, y en otro analiza el propósito de la demanda del "recurso madre". Es por ello que este sábado la sala superior habrá de pronunciarse sobre la procedencia o no de la solicitud del recuento de los sufragios.

Recuento parcial

De acuerdo con el PAN, no existen elementos para que proceda un recuento total, en principio, "porque la coalición no impugnó todas las casillas" (sólo 31 mil 336, de un total de 130 mil 477).
Señala que, una vez desechada la posibilidad del "voto por voto", el recuento parcial tampoco procedería en todos los juicios, sino en una parte de los 174 acumulados, esto es, aquellos en los que la coalición pide lo mismo.

Según cálculos del blanquiazul, en un escenario adverso para ellos la posible apertura de paquetes procedería en alrededor de 15 mil casillas, en las cuales hay escritos de protesta o contienen errores en el cómputo que sí dan lugar a la nulidad de la votación recibida.

En cambio, la fuerza que postuló a Andrés Manuel López Obrador para la Presidencia confía en que proceda el recuento general, principalmente porque el magistrado Castillo, y posteriormente por acuerdo de todos los magistrados, se dio entrada al análisis de este escenario.

Además, porque esta fuerza política ha presentado pruebas y argumentos en torno a irregularidades y "conductas atípicas" detectadas en poco más de 70 mil casillas, aun cuando presentó impugnaciones en 31 mil 336 mesas receptoras del voto. También sustenta su optimismo en los requisitos que han solicitado los magistrados a los consejos distritales, respecto a los paquetes que los representantes de la coalición pidieron su apertura pero les fue negada en el contexto de los cómputos distritales.

La coalición ha reiterado que, para este fin, los escritos de protesta no son necesarios para determinar un eventual recuento, porque este requisito sólo es imprescindible cuando se busca la anulación de la votación recibida en casillas y, como se explicó, lo que busca la fuerza encabezada por el PRD es el recuento.

En la pasada audiencia, el equipo jurídico de PRD, PT y Convergencia invocó ante los magistrados las jurisprudencias, criterios doctrinarios y precedentes fijados en los 10 años de existencia de este tribunal, en especial aquellos dictados ante la comprobación de irregularidades generalizadas y diferencia mínima entre los contendientes.

viernes, agosto 04, 2006

Ratifica coalición de AMLO denuncia contra consejeros del IFE

Notimex
4 de agosto de 2006

Publicado en La Jornada

México. El representante de la coalición Por el Bien de Todos ante el Consejo General del IFE, Horacio Duarte, ratificó la denuncia de hechos presentada contra consejeros electorales por supuesta omisión en el proceso electoral del 2 de julio.

Duarte asistió a la Unidad Especializadas de Delitos Fiscales y Financieros de la Procuraduría General de la República (PGR) en donde sostuvo sus acusaciones contra los consejeros sobre la propaganda negra que, según la coalición, realizaron empresas privadas contra su aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

La demanda original fue presentada el 25 de julio en la Oficialía de Partes para que la PGR decidiera a qué instancia sería turnada, y en ella la coalición impugnó la actuación de empresas privadas que habrían pagado comerciales para supuestamente denostar a López Obrador y apoyar al panista Felipe Calderón.

Al salir de la diligencia, Duarte señaló que en la ratificación se comprometió la entrega de un disco compacto con los spots que a su juicio transgreden la ley, y que a su vez se dé visto a la Fepade, aunque reiteró que no confían en la actuación de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

Recordó que en dos ocasiones ha sido citado por la Fepade; sin embargo, ante un posible tercer citatorio, analizarán la posiblidad de acudir o no, pues su prioridad es la defensa jurídica ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que este fin de semana analizará si se realiza o no el recuento de votos.

Interrogado acerca de si solicitarán juicio político para que destituyan al actual Consejo General del IFE, respondió que lo descartan porque es un proceso largo que desgastará la imagen del instituto, en todo caso, por decoro político y decencia, los consejeros deberían presentar su renuncia inmediata.

Resolverá TEPJF este sábado sobre recuento de votos

Notimex
4 de agosto de 2006

publicado en El Universal

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) convocó a sesión pública a las 10:00 horas de este sábado, para resolver 175 incidentes de previo y especial pronunciamiento con motivo de las impugnaciones a la elección presidencial.

Los siete magistrados que integran la Sala Superior deberán pronunciarse con respecto a los paquetes electorales para determinar si se realizará o no un recuento de votos de la elección presidencial del 2 de julio.

A las 10:15 horas de este viernes se colocó en los estrados del TEPJF el anuncio relativo a la sesión pública que tiene por objeto resolver los 175 incidentes con respecto a igual número de juicios de inconformidad promovidos por la coalición Por el Bien de Todos.

La lista de expedientes incluye el JIN212, conocido como recurso madre o recurso líder, promovido por la coalición Por el Bien de Todos para impugnar la validez de la elección presidencial y la exigencia del recuento voto por voto en los 300 distritos electorales del país.

Con base en lo anterior se prevé que mañana sábado la Sala Superior se pronuncie en definitiva con respecto al recuento.

Entre los escenarios está que los magistrados se inclinen por no abrir ninguna casilla; que se pronuncien por abrir un número específico en 173 distritos electorales, o también podrían decidir si procede la apertura de todas las casillas en los 300 distritos electorales del país.

El aviso de la sesión pública en estrados está conformado por un total de 14 cuartillas en donde se precisa el número de cada uno de los expedientes que serán objeto de análisis y dictamen con relación al incidente de previo y especial pronunciamiento el sábado.


Nota de la redacción:

Cuando menos ya tenemos día para que se pronuncie el TRIFE ahora esperemos que realmente actúe con rectitud y se pronuncie por el conteo voto x voto para así dar legitimidad a las elecciones.

México: la batalla de los renegados

www.rebelion.org
4 de agosto de 2006

Héctor Díaz-Polanco

publicado el 2 de agosto de 2006

¿Cómo llegamos a la situación prevaleciente a varias semanas de realizados unos comicios que, según las previsiones de los voceros oficiales, transcurrirían sin el menor sobresalto? Los portavoces del régimen, los jilgueros de los grandes medios, así como los jefes de los organismos empresariales y eclesiásticos, buscaron convencer a los mexicanos de que no había nada qué temer, puesto que disponíamos de instituciones fuertes, honradas y democráticas (un Instituto Federal Electoral imparcial y eficaz, sin interferencias del poder ejecutivo, ajustado a la ley) y un electorado listo para participar con entusiasmo en la votación. Después del 2 de julio pasado, puede afirmarse que sólo los ciudadanos que ejercieron su voto estuvieron a la altura de tales expectativas. Los demás fallaron miserablemente. De hecho puede decirse que tanto IFE y la presidencia de la república, como las organizaciones empresariales y confesionales, con sus acciones (u omisiones) echaron a perder lo comicios, lo que mantiene al país en vilo. Como veremos, no es que de repente comenzaron a comportarse de manera desaseada, sino que de tiempo atrás estaban viciando el proceso con sus conductas sectarias y antidemocráticas.

El embrollo electoral

Lo que tenemos es un resultado incierto. De acuerdo con el último cómputo, que no el definitivo, los candidatos punteros están separados apenas por 58 décimas de un punto porcentual. La Coalición por el Bien de Todos, que postuló a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha hecho impugnaciones de tal magnitud que podrían revertir el resultado. Una masa gigantesca ha salido a la calle a defender la voluntad popular y organizar la resistencia, inmediatamente calificada por el presidente Fox de “renegados”. El que el presidente de un país llame así a millones de ciudadanos que no hacen sino ejercer el derecho a la impugnación que les reconoce la propia carta magna, nos da la medida de la degradación política a que han llegado las más altas autoridades en su afán de imponer a un candidato e impedir el triunfo de otro.

Mientras, estamos ante un verdadero enredo de cifras que ha dado lugar a múltiples interpretaciones. Propongo, para clarificar mínimamente la cuestión, que distingamos los diversos niveles de “datos” de que hoy disponemos.

En primer lugar, tenemos a la votación misma, las boletas marcadas que fueron depositadas en las respectivas urnas. Podemos llamarlo el nivel ontológico de votación. Allí están los votos, como la palpitación viva de la voluntad de los ciudadanos.

En segundo lugar, superpuesto al nivel anterior y como su síntesis numérica, disponemos de las actas de cómputo. Este es el nivel que podemos llamar interpretativo, en donde las fallas de cómputo, inadvertidas o dolosas, entran en juego. A partir de que se configura el acta, el paquete que contiene los votos se transforma en una especie de “caja negra”. Los votos dejan de ser el “dato duro” inmediato, y las actas ocupan su lugar. En una elección normal, las actas deben coincidir con los votos realmente existentes. El primer problema radica en que no sabemos a ciencia cierta si los números que figuran en las actas reflejan exactamente los votos en todos los casos. Hay indicios serios de que en un buen número de casos no es así.

Cuando menos, los casos en los que podemos estar seguros de que no es así son: a) los sobres con las boletas, unos pocos abiertos y contados de nuevo durante el cómputo distrital, que evidenciaron que en un número relevante de ellos había discrepancia entre votos y números asentados en las actas; b) las actas en que la suma de los votos excede el número nominal de votantes de la casilla correspondiente (una imposibilidad metafísica: no debería haber más votos que votantes registrados); c) las actas en que se registra un número mayor de boletas emitidas que el número de boletas asignado a la casilla (otra imposibilidad absoluta: no puede haber más boletas que las disponibles en la casilla). En todos estos casos, votos reales y actas no coinciden.

¿Errores involuntarios, sin mala fe? Es posible, aunque poco probable, debido a que su número es enorme y, sobre todo, a la sospechosa inclinación partidaria de esos errores. Por lo que hace al número, según diversos ejercicios realizados, con base en la propia información del IFE, las actas detectadas con errores suman 72,197; considerando el total de casillas (130, 788), esto indicaría que más de la mitad de las actas presentan errores diversos. Hasta ahora, la experiencia (los recuentos y la comparación entre actas y “sábanas”) muestra que tales errores tienen una curiosa inclinación a perjudicar a AMLO. En suma, pues, el segundo nivel (el de las actas) no coincide con el primero (el de los votos) en una proporción que fácilmente podría modificar el resultado inicial.

Finalmente, interviene un tercer nivel, el de los cómputos del IFE. A este podemos denominarlo el nivel virtual, que parece sostener una vasta maniobra de manipulación de las percepciones, particularmente de la apreciación de los ciudadanos sobre los resultados de los comicios. El papel de los medios en este plano es fundamental, pues habría sido imposible el manoseo mediático del proceso electoral en su conjunto y de los cómputos realizados por el IFE en particular, sin la participación de aquéllos en el montaje de un espectáculo insólito (henchido de un calculado suspenso) que mostró paso a paso el “triunfo” del candidato de la derecha, Felipe Calderón. El propósito era convencer a la opinión pública de que los comicios habían sido “limpios” y el conteo “incuestionable” (“pudimos verlo con nuestro propios ojos”). Por tanto, toda controversia sobre el resultado sería una aberración (que se estrellaría contra la evidencia de la imagen y el audio, ofrecida por esa maquinaria creadora de “realidad” que es, especialmente, la televisión); toda impugnación, asimismo, podría calificarse como un desprecio hacia los ciudadanos que fungieron como funcionarios de casillas (que “contaron los votos”), un intento de ponerse por encima de la “voluntad popular” y de las reglas “democráticas”, e incluso como una incitación a la “violencia” obviamente contraria a la ley y a la paz. Como esta construcción de percepciones (particularmente la que proclamaba: “Calderón ya ganó; los demás candidatos deben reconocerlo inmediatamente”) se basaba en los cómputos y la transmisión electrónica de datos realizados por el IFE (en especial: el los conteos preliminar y distrital), la negativa de AMLO y la Coalición a aceptar sin más los resultados divulgados era, también, un “ataque” a las instituciones electorales (“que con tanto trabajo hemos construido”).

El hecho es que, a poco de realizar los primeros análisis de los datos del conteo preliminar (PREP), se encontró que los números registrados por el IFE de una buena cantidad de casillas no coincidían con los registrados en las llamadas “sábanas” de las casillas respectivas (y el mayor número de las discrepancias perjudicaba a la Coalición), sin contar los registros múltiples (en ocasiones hasta cinco veces) de una misma casilla, etcétera. Por tanto, los datos del PREP no coincidían con las “sábanas” de las casillas, y hacia abajo los datos de las actas de las casillas no siempre parecían coincidir con los votos depositados en las urnas... Un desastre. Por su parte, el cómputo distrital, adolecía de problemas similares, sin que se tratara aquí de solventar las inconsistencias y despejar las dudas abriendo los paquetes con las boletas, a lo que las autoridades del IFE se opusieron con pasión.

Así pues, tenemos, por una parte, las incoherencias del PREP. Las extrañas curvas de este conteo electrónico son ya algo para la historia. La información —que muestra el comportamiento atípico, y a veces estrambótico, de las curvas que trazó el conteo del IFE— es abundante y, al parecer, muy sólida. La presunción de que operó un algoritmo para conducir el cómputo permite explicar el raro despliegue, como reflejada en un espejo, de la curva correspondiente a los votos para AMLO con respecto a la de Felipe Calderón. Si esto es así, los artífices del presunto fraude recurrieron a sofisticadas herramientas tecnológicas. Pero dejaron rastros. En casos anteriores, como el de la operación de los videoescándalos y el desafuero, montados contra AMLO, se demostró que los ejecutores encargados no eran precisamente muy hábiles para ocultar las huellas de su actuación. [1] En todo caso, no contaron con un actor inesperado: el de los científicos (especialmente de la UNAM) que rápidamente intervendrían en el develamiento de la extraña danza cibernética. [2] A lo anterior, hay que agregar el insólito caso de las actas de casillas “inconsistentes”, ocultadas a la opinión pública en un momento crucial (más de 2 millones quinientos mil votos: extrañamente aquí AMLO tiene ventaja, pero no es la tendencia de las demás, lo que parece una transgresión de otra ley: la ley de los grandes números). Y el remate: primero la aparición en la pantalla, con segundos de diferencia, del presidente del IFE Luis Carlos Ugalde y el presidente Fox (en un mensaje pregrabado), la noche del 2 de julio, con el mismo mensaje, que evidenciaba un acuerdo entre autoridades que ponía en tela de juicio su recíproca autonomía; y después, la declaratoria de un “ganador” por el mismo Ugalde a partir del cómputo distrital, ignorando la ley y con la aparente intención de alimentar el “hecho consumado” de la victoria de Calderón. Con esto habría sido suficiente para hacer añicos la credibilidad del IFE.

Por otra parte, la negativa a abrir los paquetes durante el conteo distrital, aunque en la mayoría de los casos en que esto fue reclamado era aconsejable hacerlo atendiendo a la ley y el sentido común, no hizo sino reforzar la sospecha de que la imparcialidad estaba ausente en el talante de los funcionarios del IFE. Sobre todo cuando, al abrir una pequeña fracción de los paquetes en cuestión, se encontraron —en una proporción relevante— disparidades entre los votos y las actas, a favor de AMLO. Para consumar, se observa el mismo proceso extraño en el cómputo electrónico del IFE de los datos procedentes del conteo distrital (otra vez el algoritmo): curvas “imposibles” en un proceso aleatorio (sólo dable si derivan de un programa que define linealmente cierto resultado). Así, pues, tampoco parecen coincidir en un rango confiable los datos de los conteos electrónicos distritales del IFE con los votos.

Estas discrepancias por sí mismas sustentarían razonablemente la necesidad de volver contar los votos (voto por voto, casilla por casilla). En una circunstancia como la descrita, el único camino para despejar las dudas (como se ha hecho en casos similares en otros países: Costa Rica, Alemania, Italia) es volverse hacia la ontología del voto, virar en redondo y contar de nuevo, para así definir un ganador. El argumento de que los votos “ya fueron contados por ciudadanos” es ridículo. Como es obvio, se pide un recuento porque hay la presunción fundada de posibles errores de diversa naturaleza. Y siendo la diferencia tan estrecha —casi etérea— es perfectamente racional, y además sensato, salir de la duda. La ley, además, avala la solicitud e indica el procedimiento; a saber, contar nuevamente, hasta que se alcance ese punto luminoso de la regla democrática: la certeza.

En medio de la actual oscuridad, se vislumbra una luz en el túnel. Me refiero al ofrecimiento de AMLO, hecho en estos términos: si se realiza el recuento total de los votos —una de las opciones que puede escoger la última instancia, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación—, asume el compromiso de aceptar el resultado, concluyendo allí toda convocatoria a la movilización social. En términos políticos, este posicionamiento adquiere una enorme importancia, puesto que la crisis actual atañe no sólo a lo jurídico-legal, sino también a lo político-social. Es pueril el supuesto de que estamos ante un conflicto en el que sólo deban jugar las consideraciones jurídicas. La propuesta de AMLO contiene un gesto de civilidad que debe valorarse muy positivamente, ya que implica que la Coalición está dispuesta a dar por buenos los votos supuesto a ser recontados, aunque existen amplias evidencias de que éstos fueron macerados en un caldo pestilente de manipulaciones, presiones y deformaciones mediante una gran operación previa que, en buena lid, debería ser considerado parte consustancial de un fraude maquinado que envenenó desde el principio el proceso electoral. Sin embargo, este compromiso asumido por la Coalición no obliga al tribunal, que de todos modos podría tomar en cuenta estos hechos, previos a la votación del 2 de julio, para invalidar la elección.

Las contorciones de una institución “libre de toda sospecha”

Para evaluar el comportamiento del Consejo General del IFE no debe olvidarse el antecedente de su conformación en octubre de 2003. Sólo recordaré que diversos analistas en su momento calificaron muy negativamente la manera facciosa (un acuerdo PRI-PAN) como fueron seleccionados sus miembros. No debe sorprender demasiado el desenlace. Se adelantó entonces que esto podía ser fuente de graves problemas para el país, incluyendo el montaje de una elección de Estado, como estamos comprobando. [3] No es exagerado afirmar que el comportamiento del IFE, sobre todo durante la campaña electoral y las semanas posteriores al 2 de julio, se ha visto enturbiado por la parcialidad y la falta de transparencia; un desempeño, en suma, a menudo alejado de los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad . Mencionemos sumariamente algunos hechos:

a) Su actitud ante la guerra sucia del PAN contra el candidato de la Coalición (v. gr., el spot de AMLO como “un peligro para México”). Esta campaña sólo se suspende cuando lo ordena el TEPJF; y nada se hace cuando el PAN vuelve a presentar la misma propaganda bajo otras formas.

b) Actitud ante la guerra de Fox contra AMLO y sus actuaciones descaradamente en favor del candidato del PAN. Esta hostilidad sistemática y escandalosa —en el doble sentido de indecente y estridente— contra el candidato de la centroizquierda, usando recursos públicos (1700 millones de pesos invertidos en la campaña presidencial sólo durante la campaña electoral) ensució los comicios. El IFE no fue capaz de imponer un alto a tal desenfreno del ejecutivo. En adición, tampoco hizo nada efectivo frente a la campaña de Fox, abusando de la investidura presidencial, con sus declaraciones a la prensa y sus discursos casi diarios contra AMLO.

c) Actitud ante la campaña de los organismos empresariales y seudo organizaciones civiles en los medios. Hasta el último momento, por ejemplo, el Consejo Coordinador Empresarial transmitió miles de spots contra AMLO (los suspendieron voluntariamente el día previo a la conclusión de la campaña). El IFE no detuvo esta acción abiertamente violatoria de la ley (sólo los partidos pueden contratar propaganda electoral). Tampoco hizo nada contra las acciones ilegales o inconvenientes de inducción del voto, por parte del clero y los empresarios.

d) Uso impune y descarado de los programas sociales del gobierno con fines electorales. Unas semanas atrás, el vocero presidencial aseguró que el hecho de que AMLO ganara en las zonas beneficiadas por esos programas, demostraba que no se habían usado con fines electorales. No es así: demuestra que, pese a que se usaron abusivamente, aún así le fue imposible ganar al candidato oficial. Pero tomando en cuenta el resultado electoral global, allí puede encontrarse buena parte de los votos (obtenidos por el PAN por medios ilegales e inmorales) que explican la “diferencia” entre Calderón y AMLO. Lo demuestra el hecho de que, por ejemplo, “el 44 por ciento de los beneficiados por el Seguro Popular votaron por el PAN y sólo 26 por ciento por el PRD”, según lo recuerda Lorenzo Meyer. [4] . Esta población fue sin duda manipulada, presionada, configurando un abuso incalificable de gente humilde y necesitada. Por lo que se ve, una parte importante de esos ciudadanos terminó votando por el candidato oficial. Pero ni aún así el PAN logró el triunfo en las zonas en que habita dicha población.

e) Violación de la ley al abrir paquetes electorales en los distritos, por funcionarios distritales y representantes del PAN (en ausencia de representantes de la Coalición por el Bien de Todos), sin la autorización del TEPJF (el único que legalmente podía ordenarlo). La “suspensión” de la apertura de paquetes unos días después, para no despertar malos entendidos, según dijo el vocero del IFE, pero alegando que no se había violado la ley (¿si es lo que ordena la ley, por qué suspender algo que la norma dispone?) evidenció cinismo o, de plano, tontería. Para completar el grotesco comportamiento del grupo colocado por el PRI y el PAN en el Consejo general del IFE, recordemos el hecho de que, en medio de la crisis, dicho consejo se reúne, con carácter de “urgente”, no para analizar la grave situación creada por sus acciones, sino para otorgarse un bono, es decir, para auto premiarse (cada consejero recibió unos 400 mil pesos extras).

f) Finalmente, en los días posteriores a la elección, los altos funcionarios del IFE se han comportado, no como “árbitros”, sino como parte interesada en el conflicto postelectoral, asumiendo prácticamente la defensa de las posiciones panistas y combatiendo abiertamente las impugnaciones de la Coalición.

Los escenarios posibles en el Tribunal

Nadie pone en duda que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tiene la última palabra para dirimir el contencioso electoral. Pero como hemos adelantado, el tribunal no evaluará el caso y tomará su decisión en un vacío sociopolítico. Al tribunal electoral se contraponen, y compiten con él, varios “tribunales” de facto. Particularmente dos muy poderosos. El tribunal mediático, que dicta sentencias casi a diario: locutores y hasta payasos convertidos conductores de noticieros, luego transmutados en analistas y editorialistas infalibles y finalmente autoinvestidos como fiscales y jueces. Me parece advertir que este “tribunal” pierde autoridad y fuerza a última fechas; a sus “jueces” los veos y oigo preocupados y confundidos, sin ese gesto de certidumbre absoluta que a menudo es característico de los que se saben poderosos y tienen todas las de ganar. Quizás por eso se han vuelto más agresivos. El otro es el tribunal presidencial. Apenas el 25 de julio, el vocero de la Presidencia, Rubén Aguilar, dio a conocer dos “sentencias”. La primera establece —mientras millones de personas desfilan por las calles— que la Presidencia de la república ''no ve dónde hay un conflicto'' postelectoral; agregando que la mayoría de los mexicanos considera que las elecciones fueron ''transparentes y democráticas''. Un peligroso autismo. La segunda sentencia es espectacular: en relación con ''esa idea que anda flotando por ahí'' sobre la posible anulación de las elecciones presidenciales y la designación un presidente interino, el vocero dicta: es ''absolutamente absurda, no está dada ninguna condición para poder pensar en eso y quien lo suponga así no conoce la realidad de este país''.

Pese a ello, los mexicanos que al menos conocen la realidad constitucional del país, esperan que el TEPJF tome sus resoluciones en el marco de las opciones que la carta magna le faculta (sin atender a los mencionados “tribunales de facto”). Y dentro de ese marco, el tribunal puede:

1) Declarar que las impugnaciones no son legalmente atendibles, reconocer el cómputo distrital y declarar ganador a Felipe Calderón. Es una opción posible, pero a mi juicio poco probable, dada la magnitud de las irregularidades registradas en las impugnaciones, un buen número de ellas comprobables. A mi juicio, es la peor de las salidas: mantendría el conflicto y aún lo agravaría.

2) Ordenar la realización de un nuevo conteo de los votos. Este puede ser parcial o total. Un conteo parcial (a menos que incluya un número muy considerable de casillas), seguramente mantendrá la inconformidad de alguna de las partes y el conflicto político continuará su curso. El camino óptimo para despejar las dudas y fincar la certeza es el recuento total de los votos. Si éste se realiza, habrá un ganador y se abrirán las avenidas para superar el actual conflicto.

3) Anular las elecciones, con la “venia” del vocero presidencial, lo que conduciría a un complicado proceso para designar presidente provisional y convocar a nuevas elecciones. No descarto esta opción, aunque la veo menos probable que la anterior. Tendría el efecto de desarticular los resortes del actual conflicto y prolongaría la lucha medular por la presidencia de la república.

Cualquiera que sea el desenlace de este impasse, desde ahora se está conformando una convicción en los sectores populares: no puede haber democracia en el país con las actuales reglas electorales, con el poder casi ilimitado de que disponen los medios (particularmente el duopolio televisivo), con la ingerencia cada vez mayor del clero en la cosa pública y con todo el andamiaje socioeconómico para favorecer a una minoría cada vez más insensible. Se requieren reformas drásticas que transformen a fondo el Estado —prácticamente refundarlo—, y cambios socioeconómicos en serio. Armada de este buen sentido, la masa de renegados está tejiendo su resistencia contra la imposición. Saben que si no logran detener el fraude, pasarán muchos años antes de que se les presente otra oportunidad y, mientras tanto, el sistema de privilegios se puede ahondar hasta un punto difícil de revertir.

La izquierda y el proceso electoral

Contra ciertas previsiones apresuradas, las elecciones están expresando las líneas de quiebre de las tensiones socioeconómicas, culturales y políticas acumuladas en el país. La ironía es que, a despecho del menosprecio que ciertos grupos políticos manifestaron hacia las elecciones, a la que opusieron “la lucha de clases” como el verdadero campo de combate de la izquierda, la resistencia popular contra el fraude (y contra el bloque de intereses que lo impulsa) se está convirtiendo en la línea maestra de la lucha de clases en México, como pocas veces se ha visto, lo que puede conducir a situaciones sociopolíticas inéditas en las últimas décadas.

Creo que hubo una subestimación —en primer lugar por parte de ciertos segmentos de la llamada izquierda “radical”— sobre el potencial político de los sufragios, y una palpable falta de previsión sobre las posibilidades de que se llegara a un escenario de conflictividad social como el que hoy vemos configurarse. Es de justicia indicar que no todos las expresiones de la izquierda cobijadas en la perspectiva anticapitalista adoptaron estos enfoques principistas y simplones sobre los comicios. Pero el segmento ultraizquierdista de la izquierda anticapitalista (que por diversas vías favoreció el abstencionismo efectivo y el rechazo sin matices de las fuerzas contendientes) tiene mucho que reflexionar y, quizás, enmendar.




* El autor es profesor-investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (ciesas). Obras recientes: México diverso. El debate por la autonomía (Siglo XXI Editores, México, 2002, con Consuelo Sánchez); El canon Snorri. Diversidad cultural y tolerancia (UCM, México, 2004), y Elogio de la diversidad. Globalización, multiculturalismo y etnofagia (Siglo XXI Editores, México, 2006).

[1] Véase, H. Díaz-Polanco, “Pedir peras a El Encino. El obsceno objeto del desafuero”, en Memoria, CEMOS, núm. 188, octubre, México, 2004; y H. Díaz-Polanco, “López Obrador: la pesadilla del poder”, en América Latina en Movimiento, núm. 389, ALAI, Quito, octubre 26, pp. 3-6.

[2] Aquí habría que ponderar la importancia de los “blogs” (entre los que destaca el irreverente El sendero del peje: senderodelpeje.com). Estos medios contribuyeron a fortalecer la idea de que se había urdido un fraude, proporcionaron una abundante información sobre el proceso y establecieron una relación crucial entre ciudadanos y organizaciones civiles de todo tipo.

[3] Recuerdo que los análisis sobre el asunto que publicamos entonces en la revista Memoria (núm. 182, de abril de 2004) se agruparon bajo el título expresivo de: “La degradación del IFE”.

[4] Lorenzo Meyer, “¿"¡Se acabó el 'Primero los huevones'!"?”, en Reforma, México, 13 de julio de 2006.

Investigadores y académicos piden recuento voto por voto

La Jornada
4 de agosto de 2006

El Correo Ilustrado

Señora directora: Los que suscribimos, 126 profesores e investigadores mexicanos en distintas áreas del conocimiento, pertenecientes, indistintamente, a 33 instituciones de educación superior y/o centros de investigación de la República Mexicana, participantes en el 52° Congreso Internacional de Americanistas celebrado entre el 17 y 21 de julio de 2006 en la Ciudad de Sevilla, España, profundamente preocupados por la situación generada en el reciente proceso electoral, cuyos resultados aún están en etapa definitoria en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por este medio nos manifestamos por el total esclarecimiento de sus resultados mediante el conteo de todos los votos emitidos en la pasada jornada electoral del 2 de julio, en lo que respecta a la elección de Presidente de la República, toda vez que su transparencia legitimará al próximo presidente electo, dando credibilidad y certidumbre a nuestras instituciones electorales, al tiempo que también coadyuvará a la preservación de la estabilidad económica, política y social del país.

Sevilla, España, agosto de 2006.

J. René Rivas O., Orlando E. Moreno, Javier Delgadillo, Edwin Rodríguez, Karen Dakin, Gloria Tirado V., Agustín Grajales, América Molina, Olga Rojas, Víctor M. Ortiz, Blanca E. Lara, Juan Francisco Escobedo, Lourdes Báez, Manuel Uribe, Roque J. Carrasco, Rubén Cantú, Iraís Hernández, Juan Becerra, Ma. Teresa Rodríguez, Luz Ma. Mohar, Carolina Rivera, Luis Edgardo Corona, Eduardo Garduño, Tere Quiner, Ma. Eugenia Valdés, Rocío Guadarrama, Francisco Monroy, Virginia Santana, Rocío Rueda, Jesús Nieto, Karla Y. Covarrubias, Dolores García, Eduardo Frías, José Rivera G., Celina Vázquez, Martín Tena, Ma. de Lourdes Cueva, Irán Lozano, Socorro Godínez, Héctor Hernández, Lula G. Lima, Luisa de la Garza, Mauricio Dávila, Pedro Morán, Jorge Gasca, Lucas Ruiz, y 80 firmas más

Instalan Expo Fraude 2006, muestra de irregularidades en los comicios

La Jornada
4 de agosto de 2006

ROCIO GONZALEZ Y ERIKA DUARTE

Como "botón de muestra" de las irregularidades en los comicios del 2 de julio, ciudadanos independientes montaron ayer la Expo Fraude 2006, que exhibe 32 actas electorales, una por cada entidad federativa, reproducidas en papel de un metro, en las que se han detectado alteraciones que van desde la aparición de votos adicionales a los asignados por casilla hasta la omisión de sufragios en favor del abanderado presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador.

Durante la inauguración de la exposición -cuya primera sede está frente al Hemiciclo a Juárez y se moverá por todas las vías en que se realiza la resistencia civil-, el escritor Paco Ignacio Taibo II sostuvo que una amplia gama de artistas e intelectuales se han incorporado a este movimiento.

Ello demuestra, añadió, de qué lado están los generadores de cultura en el país, y señaló que la carta de los "intelectuales panistas" en favor de Felipe Calderón "debe tomarse como la demostración de la incapacidad absoluta de la derecha" para juntar a quienes realmente representan este sector.

Creatividad, sello del plantón

A la par de esa muestra continúan ampliándose los espacios de expresión en los campamentos de las 16 delegaciones.

Radios comunitarias, tribunas abiertas, cinedebates, exposiciones fotográficas, de cartel y cientos de metros de papel kraft son algunos de los espacios que han hecho suyos las personas que acuden o permanecen en los campamentos.

Diseñadores, maestros, educadoras, pintores, cantantes y hasta la pequeña Sheina, de cuatro años, "ayudando a sus papás a repartir estampitas de López Obrador", mantienen vivo el movimiento en demanda del conteo voto por voto.

Otro ejemplo lo constituye el panteón montado por el campamento de Tláhuac, a la altura de Insurgentes y Niza, el cual representa no sólo las tradiciones del pueblo de San Andrés Mixquic, sino también el rechazo a las "irregularidades cometidas en el proceso electoral". La muestra es una de las más visitadas.

Mientras, en el campamento correspondiente a la delegación Coyoacán es posible encontrar obras del escultor Sixto Gerardo Sánchez, autor de Camino al cielo, ubicada en dicha demarcación, y presenciar palomazos de personas que de manera espontánea solicitan los micrófonos, o conciertos de música clásica en vivo, incluida La pequeña serenata nocturna, de Mozart.

Solidaridad

A la creatividad artística y cultural se sumó la solidaridad en la cuarta jornada de plantón. La lluvia con granizo del miércoles por la noche mojaron papeles, aparatos de sonido, fotografías y mensajes que los mismos visitantes han escrito, así como ropa, cobijas y las escasas pertenencias de los simpatizantes de López Obrador.

Sin embargo, para la mayoría de los participantes la voluntad de resistencia permanece intacta, como el caso de Hilda Sepúlveda, quien pernocta en condiciones vulnerables en el campamento de la Asamblea de Barrios, ubicado sobre avenida Juárez, en las inmediaciones del Eje Central.
"El agua y el granizo que cayeron con tanta fuerza trasminaron los manteados; casi todos nos mojamos, al igual que nuestras cosas, pero aquí estaremos hasta que se limpie la elección", anunció Sepúlveda, quien permanece en el lugar con sus nietos menores de seis años.

En otros campamentos, donde las hojas que cayeron de los árboles taparon las coladeras, los activistas realizaron no sólo labores de mudanza, sino también de desazolve. Sin equipo ni calzado, universitarios que pernoctan en el campamento de Coyoacán se metieron en las coladeras y las destaparon con palos de escoba.

En el campamento de Alvaro Obregón, ubicado frente a la Torre Mayor y uno de los más afectados, las casas de campaña quedaron flotando porque el agua alcanzó unos 30 centímetros de altura. Ahí pernoctaron seis niños y unos 20 adultos. "Nos fue del cocol. Tuvimos que montar las casas de campaña en jacales y tablones para evitar la pérdida de nuestras pertenencias", afirma Félix Rocha.

Por la mañana, el virtual jefe electo de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, tomó los micrófonos de la Voluntad Popular (nombre de la radio comunitaria del campamento de Alvaro Obregón), a través de los cuales agradeció el apoyo de los activistas y los animó a resistir, porque las molestias que se han generado con el bloqueo "se olvidarán en una semana, pero nuestra lucha quedará en la historia".

Al equiparar esta manifestación con otros movimientos sociales, como el de la Independencia o el de 1968, indicó que en las páginas de la historia se consignará este capítulo y con orgullo "podremos decir a nuestros nietos: 'yo estuve ahí', porque nadie está por gusto, todos tenemos familias que atender y cosas que hacer, pero lo hacemos porque estamos cumpliendo con nuestro papel de patriotas".

Duarte ofrece pruebas a quienes dudan del fraude

La Jornada
4 de agosto de 2006

ENRIQUE MENDEZ Y ANDREA BECERRIL

Para quienes aún aseguran que no hubo fraude electoral, Horacio Duarte y Ricardo Monreal pusieron a su disposición todas las pruebas que han presentado acerca de las "muchas irregularidades e inconsistencias" en la elección del pasado 2 de julio, y dieron a conocer más boletas electorales marcadas, que debieran estar en las casillas y dan más elementos a su demanda de limpiar los comicios.

Duarte reiteró que espera que en los próximos días el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resuelva si da entrada a la petición de que se recuente voto por voto la elección presidencial, e informó que a petición de la Procuraduría General de la República (PGR) hoy se presentará a ratificar la denuncia contra las empresas que violentaron la legislación electoral.

Recordó que la coalición Por el Bien de Todos presentó una demanda penal contra Sabritas, Bimbo, Jumex y otras compañías que contrataron anuncios en radio y televisión, a pesar de que el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe ) lo prohíbe.

Duarte precisó que la PGR decidió no turnar la denuncia a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, sino que la radicó en la subprocuraduría de Delitos Fiscales y Financieros, lo que "abre un nuevo frente para el Instituto Federal Electoral (IFE) y las empresas en cuestión". Aclaró que lo citaron para ratificar la demanda hoy a las 11 horas.
Por otra parte, dio a conocer que de manera anónima la ciudadanía ha seguido enviando boletas electorales ya cruzadas, que debieran estar en los paquetes resguardados en los distritos electorales, pero no es así. Se trata de 40 boletas del estado de México, Distrito Federal, Veracruz y Chiapas, "unas marcadas por Andrés Manuel, otras por la candidata del Partido Alternativa, que son prueba fehaciente de prácticas que algunos dicen que técnicamente ya no podían suceder, pero aquí están".

Insistió en que aunque "los consejeros del IFE y sus apoyadores dicen (que) eso ya no se da, ahí están esas boletas fuera de las casillas". Precisó que las presentará como pruebas supervenientes al TEPJF, ya que "son votos que no se contaron".

El representante de la coalición ante el IFE respondió también al desplegado que firman intelectuales y politólogos, entre ellos el ex presidente de ese instituto, José Woldenberg, en el que aseguran que no hubo fraude electoral.

Duarte recalcó que hubo acciones concertadas de principio a fin que tuvieron como propósito impedir el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. Citó los errores en 72 mil actas; la sustitución, el día de la elección, de 22 por ciento de funcionarios de casilla -"que ahora sabemos fueron sustituidos por miembros del sindicato magisterial"-; la intervención directa del presidente Vicente Fox en el proceso y la actuación del IFE.

"Es lamentable que el grupo de ciudadanos que firmó el desplegado no observen las irregularidades dadas desde que se conformó el actual Consejo General del IFE, que está en manos de Elba Esther Gordillo.

Agregó que el IFE, como institución, goza de prestigio, no así el Consejo General que preside Luis Carlos Ugalde, de donde derivaron los errores, la forma como se presentó la información del Programa de Resultados Electorales Preliminares, las inconsistencias del conteo distrital y el gran problema que se generó por la mala capacitación de funcionarios electorales, lo que propició que se sustituyera a 22 por ciento.

"Las irregularidades están a la vista, nosotros ofrecemos hacerles llegar todas las pruebas; si no quieren valorarlas, están cerrando los ojos a la realidad."

Explicó por qué la coalición piensa que el TEPJF podría resolver, este fin de semana o en los próximos días, la demanda de hacer un recuento voto por voto: "Suponemos que puede ser en un par de días, porque tiene que ver con la práctica judicial. En materia electoral no hay incidentes como el que ahora se generó y se requiere la legislación supletoria, donde siempre se resuelve en tres días."

Precisó que el TEPJF está en periodo de proceso electoral y todos los días son hábiles. La convocatoria, dijo, la pueden hacer una hora antes de la sesión, si es que deciden que la resolución salga en sesión pública, porque puede hacerse en un mero acuerdo, ya que no están resolviendo sobre el fondo. "Lo que sí tenemos claro es que en la decisión que habrán de tomar tendrán que partir de una valoración jurídica en su conjunto."

La resistencia civil pro AMLO divide a la opinión pública estadunidense

La Jornada
4 de agosto de 2006

DAVID BROOKS CORRESPONSAL

Nueva York, 3 de agosto. Para algunos observadores estadunidenses el conflicto poselectoral en México y las movilizaciones masivas que se derivan no son "amenazas", sino más bien podrían fortalecer y profundizar la democracia en México, pero para otros esta crisis representa un revés en la evolución política del país. Pero en un punto hay aparente consenso: la necesidad de que de surja un gobierno que sea percibido universalmente como "legítimo".

John Coatsworth, profesor de historia en la Universidad de Harvard, declaró a La Jornada que "es crucial que los mexicanos puedan contar con un gobierno que sea percibido como legítimo". Dijo que espera que las autoridades electorales, en particular el tribunal, ofrezcan una respuesta aceptable a la demanda de Andrés Manuel López Obrador sobre el recuento de votos.

México, señaló, "está mucho mejor preparado para realizar un recuento -o un recuento parcial- que como lo estaba Estados Unidos" en una situación parecida, es factible".

Coatsworth, quien hasta hace poco era director del Centro David Rockefeller para Estudios Latinoamericanos en Harvard, consideró que las movilizaciones recientes expresan "un amplio deseo para otorgar credibilidad a los resultados de la elección", y consideró que esa es una demanda razonable, "dada la historia de comicios pasados, particularmente antes de 1994".
A la vez, más allá de esta coyuntura, Coatsworth planteó que "lo que López Obrador ha logrado es hacer plausible la presencia de un partido de centroizquierda en México como contendiente viable por el poder".

Con ello, agregó, "las movilizaciones tendrán un efecto a largo plazo que es positivo para el futuro". Añadió que si es que los resultados iniciales son confirmados, confía en que "López Obrador tenga capacidad de manejar una estrategia de salida que podría fortalecer a la democracia en México.

"Es importante reconocer que López Obrador ha hecho posible que los izquierdistas mexicanos hablen con más gente de lo que jamás hayan logrado hacer en el pasado", lo cual podría ser benéfico "si logran desarrollar y presentar propuestas sobre la economía y la democratización en su sentido más profundo", manifestó.

En torno a los panistas, Coatsworth consideró que "es vitalmente importante que Felipe Calderón y sus simpatizantes encuentren una manera de reconfirmar su promesa de que desean gobernar para todos los mexicanos. Por tanto, este es el momento para que demuestren máxima disciplina y generosidad (...) tienen que ver más allá de los problemas de tránsito (en el Paseo de la Reforma en estos días) y mirar hacia los próximos años".

Por ello, indicó, deben empezar a buscar cómo van a negociar y dialogar con el PRD para resolver los grandes problemas nacionales. "Los panistas no deberían permitir que su irritación a corto plazo dañe las posibilidades de una Presidencia exitosa a largo plazo", advirtió.

Bernard Aronson, socio fundador y director de la empresa de inversiones financieras Acon Investments, sostuvo que la crisis electoral, en particular las tácticas de López Obrador, representan "un paso atrás en la democratización de México -aunque no uno fatal". En entrevista con La Jornada, el también ex secretario asistente de Estado para América Latina en el gobierno de George Bush (padre) expuso que las declaraciones de López Obrador indican que está preparado "para gobernar desde abajo" y que "la violencia es una manera legítima para responder a los resultados de una elección cerrada, y eso representa un retroceso para la democracia".

Agregó que el perredista "tiene el derecho de manifestarse, pero la violencia no es una opción si los resultados no le son favorables -uno no puede rescribir las reglas".

Comentó que en el periodo anterior a los comicios "no creo que los mercados financieros estuvieran nerviosos por López Obrador", aunque "claramente preferían a Felipe Calderón". Ahora, en esta coyuntura, explicó, los mercados están procediendo con prudencia y "cuidando su dinero". Advirtió que si se incrementan "las posibilidades de lucha social y violencia, los mercados reaccionarán como siempre en estas situaciones".

Sin embargo, Aronson también indicó que una situación "en la cual millones de mexicanos perciben la Presidencia como ilegítima -algo parecido al caso de Carlos Salinas en su contienda con Cuauhtémoc Cárdenas- eso también sería un paso hacia atrás".

Para Harley Shaiken, director del Centro de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de California en Berkeley, lo que está ocurriendo es "un reflejo del desarrollo democrático de México". En entrevista, manifestó que "la vitalidad de una democracia no sólo se expresa en las urnas, sino también al ejercer la libertad de expresión, incluyendo manifestaciones y hasta el empleo de la desobediencia civil", y dijo que esto no puede ser percibido como "una amenaza a las instituciones, sino como parte del proceso democrático".

Para Shaiken, las movilizaciones, los intensos debates y otros hechos "son parte de una democracia saludable en la que existen profundas diferencias".

A aquellos que critican estas tácticas como respuesta a una muy cerrada elección en la cual existen dudas sobre el resultado, les recordó la experiencia estadunidense reciente en las elecciones presidenciales de 2000 entre Al Gore y George W. Bush:

"Gore fue ampliamente criticado por su decisión de darse por vencido después de ser atacado por el otro lado como un 'perdedor resentido'. En retrospectiva, esa no fue tan buena idea."

El debate aquí continúa girando, como antes de la elección, sobre López Obrador. Las páginas editoriales de los principales rotativos están divididas sobre la demanda de un recuento total.
Por ejemplo, el New York Times y el Financial Times están en favor del recuento, mientras el Washington Post y el Houston Chronicle, entre otros, se han pronunciado en contra de las demandas de López Obrador opinando, como se hizo con Gore, que son berrinches vanidosos de un "perdedor resentido".

CounterData.com

car insurance
car insurance Counter